¿Qué es una Playa Certificada?

La extensa costa mexicana cuenta con alrededor de 450 playas, en las que se disfrutan días soleados y cálidos la mayor parte del año. En todas ellas se ha desarrollado una infraestructura turística de primera calidad, con el fin de impulsar el turismo y atraer viajeros de todos los rincones del país, así como del extranjero.

playa-certificada

Dado que la derrama económica generada por el turismo es una de las principales fuentes de ingresos de las regiones costeras, estas localidades se han preocupado por la conservación de las playas y los ecosistemas circundantes. Hoy en día, cuando se planean nuevos desarrollos turísticos, se busca que el impacto ambiental sea mínimo y también se implementan estrategias para reparar los daños que se hayan ocasionado.

No obstante, hay playas en las que los anteriores cuidados se dan con especial esmero y por ello destacan en aspectos como el cuidado ambiental, la seguridad o la limpieza. Cuando esos estándares de calidad se mantienen e incluso se incrementan, el lugar puede obtener la denominación de Playa Certificada.

¿Qué es la certificación?

Es un reconocimiento que otorga la Semarnat (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales) a las playas que cumplen de manera excepcional con los lineamientos establecidos en la norma “Requisitos y especificaciones de sustentabilidad de calidad de playas”. Tales lineamientos abarcan las siguientes áreas: calidad ambiental y sanitaria, seguridad y servicios.

¿Qué estados de la república tienen playas certificadas?

La mayoría de las playas certificadas reconocidas a la fecha se encuentran en Baja California Sur, Quintana Roo, Tamaulipas, Nayarit, Oaxaca, Guerrero y Jalisco.

¿Por qué es importante obtener la certificación?

La certificación es una garantía de sustentabilidad, seguridad y calidad en los servicios. Cuando se visita una playa certificada, se tiene la seguridad de que toda la infraestructura turística respeta las normas ambientales vigentes y de que se recibirá la mejor atención en cualquier atractivo que se visite.

el-palmar

El Palmar, una playa certificada ejemplar

El Palmar se encuentra en el estado de Guerrero, en las costas de Ixtapa-Zihuatanejo. Como todos los hoteles en Zihuatanejo e Ixtapa, que son dos pueblos distintos, aunque generalmente se les considere en conjunto, los de El Palmar cumplen con altos estándares de calidad. Pero, además, en esta playa se aplican normas estrictas, para evitar la contaminación de las aguas y conservar los ecosistemas tan inalterados como sea posible.

Entre dichas normas está el no acampar, hacer fogatas ni cocinar en la playa; no introducir envases de vidrio, unicel o plástico; no tirar basura y no llevar animales. Tampoco está permitido pasear en vehículos que utilicen combustible y sólo se puede jugar o practicar deportes en las áreas especialmente designadas para ello.

¿Qué se puede hacer en una playa como El Palmar?

Aunque las reglas a seguir para garantizar la conservación del entorno pueden parecer restrictivas, El Palmar está lejos de ser un lugar aburrido. Se pueden practicar deportes acuáticos como el surf, el windsurf o el kayak. También se pueden dar tranquilos paseos por la playa o simplemente descansar, a la sombra de una palmera. Los hoteles de la zona son de cinco estrellas y gran turismo, por lo que abundan las opciones de restaurantes, bares y spas.

Si quieres disfrutar tus vacaciones de manera sustentable y comprometida con el cuidado ambiental, visita una de las playas certificadas de México. ¡Te encantarán!

Los principios del viajero sustentable

La semana pasada me contactó una pareja que está a punto de casarse y buscaba recomendaciones para planear su luna de miel. Su intención, según me dijeron, era hacer un viaje ecológico. “Ya sabe, ir a un lugar con mucha naturaleza, en el que nos desconectemos de tanta tecnología y nos olvidemos de las prisas, el estrés y la contaminación”.

eco turismoEso, que podría encontrarse en muchos resorts de lujo, ya sea en la playa o la montaña, es lo que la mayoría de las personas solemos entender por ecoturismo o turismo sustentable. Pero, ¿realmente se trata sólo de visitar una reserva natural y olvidarse del smartphone y el WiFi?

La verdad es que no. Como ya comentamos en nuestro post anterior, el turismo sustentable tiene dos objetivos: conocer la riqueza natural y cultural de una región y causar un impacto mínimo en ella; esto último significa generar la menor cantidad de contaminantes que sea posible, conservar la flora y la fauna, y manifestar tolerancia y respeto a los habitantes.

Como dijo una vez otro de mis clientes, los viajes sustentables se parecen más a las excursiones que hacíamos en la primaria, para conocer de primera mano las características de un ecosistema, entender su importancia y participar en actividades que ayuden a conservarlo. Creo que esto se acerca más a la idea de un turismo sustentable.

Para que más personas entiendan que esta forma de viajar no implica sólo acampar y practicar senderismo en el bosque, y para mostrarles que cualquier tipo de viaje puede ser amigable con el medio ambiente, les comparto los principios que distintas organizaciones reconocen como los propios del viajero sustentable.

  1. turismoElegir proveedores de servicios turísticos que sean social y ambientalmente responsables. Busquen alojamientos que tengan sistemas de reciclaje y ahorro de energía. Prefieran los tours a pie o en bicicleta. En cuanto a los medios de transporte, la mayoría generan emisiones contaminantes, pero hay compañías que apoyan proyectos de cuidado ambiental para compensar ese daño. Tal es el caso de los vuelos Volaris, que mediante el programa “Cielito Limpio” reúnen fondos para impulsar proyectos de conservación en la Sierra Gorda de Querétaro.
  2. Minimizar la generación de basura. Lleven cantimploras o termos y un set de cubiertos, para evitar el uso de botellas y accesorios desechables. Compren los alimentos en mercados y restaurantes locales; además de impulsar el desarrollo de la región, no generarán tanta basura por los empaques. Ubiquen los contenedores de basura y material reciclable para que depositen ahí cualquier desecho.
  3. Apoyar a los artesanos y productores de la región. Si quieren llevar obsequios o recuerdos a casa, prefieran las artesanías típicas del lugar que visitan. Son más originales, de mayor calidad y al comprarlas apoyan a la economía local.
  4. No comprar flora ni fauna protegida, ni tomar elementos naturales como “recuerdo”. Lo primero fomenta la recolección, tala y caza ilegales, además de que pone en peligro a las especies. Por otra parte, llevarse cualquier elemento del entorno natural, aunque sean hojas secas, causa deterioros a largo plazo, ya que hay especies que se alimentan o construyen sus nidos con lo que a nosotros nos parecen desechos. Los ecosistemas tienen un equilibrio muy delicado y cualquier alteración los pone en riesgo.
  5. Conocer y manifestar interés por la cultura, la historia y la gastronomía locales. El conocimiento genera tolerancia y apertura hacia las culturas y estilos de vida que son distintos de los nuestros. Dichos valores también son importantes para una sociedad preocupada por el cuidado de su entorno.

La próxima vez que viajen, ya sea a una reserva de la biósfera o a una gran ciudad, traten de implementar estos principios. Así contribuirán a un turismo sustentable, aunque no pasen todo el tiempo “en la naturaleza”.

Turismo sustentable en Mèxico

La meta del turismo sustentable es conocer y disfrutar de la naturaleza y culturas tratando de tener el mas mínimo impacto sobre ellas; este tipo de turismo nace como respuesta para atender la curiosidad de los visitantes y la preocupación de preservar la naturaleza.

Estos son algunos preceptos que deben ser cumplidos si se tiene la intención de hacer turismo sustentable:

mexico sustentable

  • Los recursos naturales tanto como las culturas tienen que ser cuidados para un futuro
  • Los desarrollos turísticos y actividades son pensados en base al sustento y no al revés.
  • La calidad del ambiente y cultural tiene que mejorarse
  • Todos estos beneficios deben ser repartidos entre la cultura y naturaleza.

En México la administración del turismo sustentable es prioridad, México cuenta con mucha biodiversidad, queremos que el mundo la conozca y que también sea bien preservada, ha sido un éxito y cada vez llega mas turismo extranjero a nuestro país, esto apenas empieza.